Alguna vez…





Por Armando Maronese  *
 
Alguna vez miraste a tu papá a los ojos? ¿Alguna vez viste a tu papá afeitándose? Si, parece una tontería pero ¿Lo hiciste?
 
Un día cuando yo era chico, vi a mi padre afeitándose. Yo, mirando hacia arriba como todos los hijos miran a sus padres yo miraba a mi papá, con su espuma, con su brocha, con su navaja y yo lo miraba como se afeitaba. Él me miró y me dijo: "Que mirás compañero, vas a llegar tarde a la escuela, vamos, apuráte" y me dio un beso en la nariz y me la lleno de crema de afeitar.
 
En ese momento me fui corriendo a la escuela, con la nariz llena de espuma.
 
Cuando llegué a la escuela todos mis compañeros se rieron de mí y yo les respondí: "No me importa que se rían de mi, porque yo tengo la espuma de mi papá, tengo su olorcito a limpio, yo tengo el olor de mi papá y ustedes no, me dan lastima".
 
Mis compañeros dejaron de reírse y se fueron. Al día siguiente, algunos chicos vinieron con la espuma de afeitar en su nariz y me dijeron: "Gracias, que lindo es sentir el olorcito a espuma de afeitar de mi papá."
 
¿Alguna vez tu papá te llenó de espuma de afeitar en la nariz? ¿Alguna vez miraste a tu papá a los ojos? Si no lo hiciste, hazlo, antes que sea tarde. 
 
Te lo dice alguien que esta totalmente arrepentido de haber perdido a su padre sin haberlo disfrutado a pleno y no entender, como fue posible que él pudo cuidar, mantener y alimentar a sus hijos y ellos, no pudieron hacer lo mismo por él.
 
Por Armando Maronese
M. 21/7/2020
 

VOLVER AL LISTADO DE NOTICIAS