Germania cumplirá ciento quince años





Por Armando Maronese   *

Mañana, 15 de agosto de 2020, Germania cumplirá sus primeros ciento quince  años de vida y para celebrarlo, sus hijos habitantes - lo más probable-, es que no puedan celebrar el Gran Almuerzo como se hizo cuando se cumplió el Centenario en el año 2005, por las razones por todos conocidas: la actual pandemia.

Germania (Estación Mayor José Orellano) es una localidad del partido de General Pinto, provincia de Buenos Aires, y está enclavado en el noroeste bonaerense a 380 km  de Buenos Aires, con acceso pavimentado a la Ruta Nacional 7.   Este pueblo creció en torno de su estación de trenes, de la misma manera como se formaron la casi totalidad de los pueblos del interior.

Durante muchos años fue un pueblo ferroviario, que albergó talleres y depósitos de máquinas y por eso, la eliminación de ramales ferroviarios lo castigó con dureza, igual que el cierre de tambos y otras fuentes de empleo.

Pero en el año 2005 y lejos de rendirse, sus habitantes redoblaron esfuerzos y el Centenario encontró una Germania joven y hermosa, que rindió homenaje a su pasado y miró al futuro. Pero a la fecha cumple ciento quince años y la realidad es muy diferente a la de hace 15 años atrás.

Según el censo del año 2010, su población era de 1.397 habitantes, lo que representó un descenso del 2,51% frente a los 1.433 habitantes del año 2001, cuando se hizo el censo anterior.

Su historia es como un calco de la misma de tantos pueblos. El 15 de agosto de 1905, se emplazó la "Estación del Ferrocarril de Buenos Aires al Pacífico" (luego FCGSM). Gracias a la existencia de ésta, se ubicaron pobladores que conformaron una pequeña población con actividades rurales.

El ferrocarril de Buenos Aires al Pacífico, perteneció al llamado "Riel Reciente", de 1885 a 1930. Era una recta de 530 km de longitud entre el pueblo de Mercedes (Buenos Aires) y el de Villa Mercedes, entrando ya en la provincia de San Luis. Lo lamentable fue, que en el año 1976 la localidad Germania y como tantos otros pueblos, se quedó sin transporte ferroviario.

El nombre del pueblo deriva de la estancia La Germania, de Carlos y Roberto Gunther. A fines del siglo XIX, más de 100 personas trabajaban en esas 26.000 hectáreas. El primer poblador fue don Sixto Acosta, que en año 1897 estableció su rancho cerca de donde 10 años después se construiría la estación ferroviaria, inaugurada con la llegada del primer tren, el 15 de agosto de 1905.

Ese día nació Germania, un enclave estratégico donde las vías se bifurcaban hacia Chacabuco y Alberdi. En pocos años se construyeron los talleres, los depósitos de máquinas y todo un barrio de obreros ferroviarios se instaló a la vera de las vías.

Durante muchos años, la vida de Germania permaneció ligada a la actividad ferroviaria. El último tren pasó el 9 de agosto de 1976 y con él se fue un pedazo de historia, recordó en ese entonces Guillermo Pagnanini, odontólogo del pueblo y autor del Libro del Centenario, que hilvana documentos, testimonios y acontecimientos de los primeros cien años. Por iniciativa suya también, la estación pasó a ser museo.

En el año 1886, Julio Argentino Roca se alojó una semana en La Germania y en esa visita sugirió la posibilidad de instalar una estación, lo que se concretó pocos años después. Así que Roca fue precursor de la fundación.

De a poco se asentaron los primeros vecinos, cuyos apellidos aún resuenan: el albañil Antonio Cencione, que construyó con sus hijos tantas casas del pueblo, doña María Roteli, Vicente Calace, Florencio Marino, las familias Berengua, Lafuente, Perugini, Ponti, Mariscotti, Stafolani, Durand, Torgano, Quatrochi, y tantas otras.

De los primeros tiempos son también el almacén de ramos generales Sol de Mayo, la panadería de Piñeiro, la herrería de Alberto Delménico, la fonda de Obregón y la peluquería de Miguel Pérez, entre tantos otros.

Por Armando Maronese
V. 14/8/2020

.

VOLVER AL LISTADO DE NOTICIAS